Y se ponen a bailar los volcanes dormidos que hiciste despertar de su profundidad. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía