Vive y aprende.

La vida te hace aprender a todas horas. Muchos optamos por reflexionar al irnos a dormir, sobre el transcurso del día. Analizamos situaciones, meditamos sobre otras e intentamos tomar decisiones acertadas en el futuro. Todo aquello que hacemos en el mañana, queda marcado por todo lo aprendido durante los pasos dados en la vida. 

Hemos aprendido a levantarnos si nos caemos, a sonreír pese a todo. Sabemos esforzarnos por lo que queremos y seguimos el lema "quien la sigue, la consigue", nos hemos prometido no volver a cometer los mismos errores, apartar la piedra para no tropezar en el camino y sobre todo no chocar con la misma dos veces. Ahora nos valoramos, nos queremos más. Un día, alguien nos lastimó y todo cambió; firmamos un pacto: "lo importante en la vida, primero eres tú". 

Hemos decidido olvidar, dejar el pasado atrás, y empezar a mirar hacia adelante, porque las penas son para quien las quiera y las alegrías para vivirlas. Hemos aprendido a levantarnos antes, para que el tren no se nos escape, y a correr tras él. Es de sabios rectificar, se puede confiar y volver a dar segundas oportunidades, jamás sabremos si de verdad las personas pueden cambiar, creemos en ello y lo intentamos. 

Sabemos establecer el límite y sellar lo que nadie jamás, volverá a sobrepasar. Ahora vemos la importancia de quererse a uno mismo, de valorarse, de decir "aquí estoy yo", de imponerse ante situaciones y no hacerse pequeñito. Y es que jamás nadie te va a querer más que tu, a ti mismo. 

Rectificamos cuando nos equivocado y nos hemos dado cuenta de que, el tiempo no se recupera, que "lo hecho, hecho está", pero aún así, no nos damos por vencidos; seguimos adelante. Hemos superado nuestros miedos, vencido batallas perdidas, porque al final, los que dicen la verdad son los que vencen. Ahora la sinceridad lo es todo y el respeto lo es más.

Pasa el tiempo, crecemos y aprendemos, a veces a partir del daño o del dolor, y otras por nuestro propio pié. Guardemos lo aprendido y sigamos creciendo, cada día es una experiencia nueva y como alguien dijo alguna vez "nunca te acostarás sin aprender algo nuevo". 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía