Detalles

Hay veces que con poco basta, que lo pequeño acaba siendo lo más grande. Hay veces que los mínimos detalles marcan la diferencia y sin quererlo se hacen importantes. Y hay otras veces en que lo malo nos pesa más y arruina todo lo anterior. Nos entremezclamos con el miedo, los nervios nos invaden y nuestra mente se nubla oscuramente, de tal forma que no deja pasar apenas rayos de sol, sin embargo la lluvia cae constantemente. 
Pero de repente llega, es un pequeño detalle, de esos que provocan sonrisas tontas y miradas de emoción y sorpresa. Llega y traspasa dentro. Se encuentra con un cúmulo de emociones dando vueltas una tras otra y marca. Marca dando luz al resto, brilla más de lo normal y los demás intentan imitar porque la luz es más bonita que la oscuridad y el miedo. 
Mientras uno intenta dar luz y otros imitar, vuelve a llegar, es otro más, su luz brilla más que la anterior y transmite una fuerza superior, como si de magia se tratase van apareciendo rayos, unos tras otros se dejan invadir. Con el tiempo la luz va ganando mayor parte, dejando de lado la oscuridad, la cual no desaparece, pero se reduce. No desaparece porque siempre existirán días grises, nublados y oscuros, pero a mucho pesar, un pequeño detalle siempre hará brillar todo aquello que de luz carezca. 

Detalles que dan fuerza, que acompañan, que iluminan, que sonríen. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía