Me enseñaste que los miedos son excusas que alimentan la pereza y el dolor. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía