Te quiero, pintas de color todo mi cielo, haces que cada mañana sea 14 de febrero. La asignatura pendiente que en septiembre recupero pero que suspendo siempre sólo por verte de nuevo. Y espero que sigas siendo la luz que me guía y yo el alfarero del sendero de tus alegrías. Amarte tan profundo no se explica con teoría y en un beso de un segundo te hago un mundo de poesía.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía