Mírame, soy yo, sigo siendo yo, a pesar del tiempo, créeme. "Donde hubo un volcán siempre quedarán cenizas", decía, y mi corazón las guarda como recuerdo tuyo, mío, nuestro. Y es que olvidar no ha sido fácil, ni si quiera se si lo he logrado. Después de tanta lágrima, de noches sin dormir, apareciendo por mi cabeza, de cruces de miradas, de fotos guardadas en el cajón de los recuerdos felices, de las sonrisas sinceras, de la alegría vivida... Sigo pensando en ti, en que hubiera pasado si tu y yo... si hubiéramos dado ese paso en adelante. Quizá podríamos estar caminando ahora mismo por la playa descalzos, o mirando las estrellas o simplemente sonriéndonos... Quien sabe, lo que sí sabemos, es que no dejamos darnos esa oportunidad, y que todo lo bonito se perdió y ahora tan solo nos queda recordarnos como algo que un día pasó y que jamás volverá a suceder, porque simplemente no supimos querernos como debimos hacerlo...
   

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía