Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2016
Imagen
Te quiero, pintas de color todo mi cielo, haces que cada mañana sea 14 de febrero. La asignatura pendiente que en septiembre recupero pero que suspendo siempre sólo por verte de nuevo. Y espero que sigas siendo la luz que me guía y yo el alfarero del sendero de tus alegrías. Amarte tan profundo no se explica con teoría y en un beso de un segundo te hago un mundo de poesía.

A veces viajan juntos el dolor y la sonrisa...
Imagen
Mírame, soy yo, sigo siendo yo, a pesar del tiempo, créeme. "Donde hubo un volcán siempre quedarán cenizas", decía, y mi corazón las guarda como recuerdo tuyo, mío, nuestro. Y es que olvidar no ha sido fácil, ni si quiera se si lo he logrado. Después de tanta lágrima, de noches sin dormir, apareciendo por mi cabeza, de cruces de miradas, de fotos guardadas en el cajón de los recuerdos felices, de las sonrisas sinceras, de la alegría vivida... Sigo pensando en ti, en que hubiera pasado si tu y yo... si hubiéramos dado ese paso en adelante. Quizá podríamos estar caminando ahora mismo por la playa descalzos, o mirando las estrellas o simplemente sonriéndonos... Quien sabe, lo que sí sabemos, es que no dejamos darnos esa oportunidad, y que todo lo bonito se perdió y ahora tan solo nos queda recordarnos como algo que un día pasó y que jamás volverá a suceder, porque simplemente no supimos querernos como debimos hacerlo...
Somos solo luz 

Despedidas...

Imagen
Despedirse implica dejar de ver algo y/o alguien, por un tiempo, un tiempo que puede ser a corto plazo, a largo plazo o demasiado eterno... La vida es una continua despedida. Cuando salimos de casa decimos: "adiós mamá" junto a un beso en la mejilla, cuando nos dirigimos de vuelta a casa, después de estar con nuestra mejor amiga o nuestra persona especial, siempre está ese beso de despedida, junto palabras como "hasta luego", "mañana nos vemos". Existen despedidas en las que se pronuncia palabras distintas: "hasta siempre", una frase de las más duras de pronunciar, siempre acompañan lágrimas... 
No nos despedimos solo de persona, sino que conforme crecemos, nos despedimos de nuestra infancia, nuestra adolescencia, de nuestros hijos, de nuestros nietos, etc. Llegando incluso a despedirnos de nuestra propia vida. Pero antes siempre estamos aprendiendo a despedirnos, como de aquella mascota que era la que más queríamos, como de nuestro juguete prefe…