Somos lo que soñamos, lo que hacemos y sentimos, y cuando más lo necesitamos, siempre aparece ese buen amigo. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía