Quiero amanecer una mañana de diciembre en París, darme la vuelta y que me digas tú que si, que ya no hay nada más y ahora seguir caminando hacia adelante voy, para amanecer en una mañana de noviembre en mi Madrid, que pase un años a ver si seguimos aquí, si aún queremos más, que hay mil cosas que se ponen por delante hoy. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía