Ama con certeza, 
pero nunca ames a ciegas, 
que si viene la tristeza, 
has de ver por donde llega. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía