Y mientras te regalas, yo seguiré notando el universo en llamas; la lluvia en los zapatos. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía