Y ahora me pregunto el porque

Jamás he llegado a entender cada uno de tus pasos, te has acercado, me has mimado y largado otra vez, me has hablado de futuros inciertos, que me han hecho pensar más allá, no me has hablado de tu vida, si no que has querido saber de mi, te has preocupado, pero a la vez me has abandonado. 

Dos años después, has vuelto a aparecer, intentando enloquecer a la que siempre ha tenido buenas palabras para ti y que jamás ha sido capaz de negarte una palabra, un saludo o un abrazo. Yo estuve ahí, me hiciste reír y yo sonreí mucho contigo, hablamos y hablamos, tu y yo en un banco sincerándonos, cara a cara, te dije las cosas de corazón, y yo de ti pude ver algo de compasión, por seguir a mi lado, aunque fueran las tres de la mañana, no me importaba nada, porque tu compañía me llenaba. 

Pero, y ¿Porque? Volviste a desaparecer, dejaste las conversaciones a parte y te marchaste a otra parte, no se si sólo, o acompañado, lo único que se es que me volviste a dejar aquí colgada, pero jamás lo tendré en cuenta, porque tú siempre fuiste especial. Aunque jamás te entienda, y vuelvas a irte yo siempre estaré aquí para ti. 

Resultado de imagen de golondrinas volando

Como pájaro en el aire... 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía