Te quiero cuando me destrozas, te quiero con indecisión, te quiero con las alas rotas, aunque no haya explicación. Te quiero reventar la boca, te quiero aunque no vuelvas hoy, te quiero como tantas cosas que no tienen solución. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía