Respiremos el momento. 

Durante nuestra vida, en nuestros años, meses, semanas, días, vivimos momentos, uno tras otro sin cesar. Estos momentos quizás los olvidamos con el tiempo o simplemente no queremos acordarnos de ellos. Pero, ¿Qué pasa con esos momentos en los que nos hemos sentido los mejores del mundo? Hemos sido los mejores en algo, o hemos llegado a lo más alto... Respiremos, respiremos hondo, de tal manera que la esencia del momento, se quede siempre guardada en nosotros y que podamos volver a sentirla cada vez que miremos atrás. 
Por esos olores que nos recuerdan cosas, el olor de casa de nuestras abuelas, tan peculiar que siempre parece que nos acerque más a ellas, el olor de la primavera, que nos vuelve un poco locos a todos, el olor del mar, el cual nos transmite tranquilidad, el olor de un primer beso, que nos puede llegar a enamorar... Y es que los olores ahí están, algo tan fantástico y tan increíble a lo que no le prestamos ninguna atención, tan solo cuando nos da por oler una rosa o cualquier cosa mínima... 

Respiremos el momento, que el aire nos llegue dentro, que nos invada por el cuerpo, para que se guarde en el recuerdo bien adentro. 

Resultado de imagen de respirando momentos
Respirar es vida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía