Una mirada perdida, una mirada aturdida, una mirada enloquecida, una mirada insegura, una mirada triste, una mirada apenada... Y es que con solo dos ojos se pueden expresar tantas miradas que sólo quien más sabe de ti, puede sentirlas, percibirlas y ser capaz de darte un abrazo sin preguntar nada porque sabe que lo necesitas ¡Vivan esas personas! 

Miradas y miradas que nadie ve, todo el mundo te mira a los ojos cuando te habla, pero nadie mira más allá de esos ojos, ¿Que puede haber más allá de una mirada de complicidad?,¿Por que la vida se basa en "me la pela", "si no te gusta, es lo que hay", "no se puede hacer más",? entre otras frases más que arruinan los días, no existe la empatía, existe "yo", "yo y nadie más", "no me importa nada, más que yo", y sí, así de triste es, ir por la vida de YO, conlleva hacer daño y perdona, pero, no vives solo en el mundo, la multitud te rodea y si quieres ser alguien, necesitas a muchos a tu lado, quienes te ayudaran a llegar a lo más alto siempre que sientan por ti, el aprecio de tus miradas y sepan llegar a ellas con el corazón.

Y es así, como se crece, como se avanza, como se evoluciona, la bondad es el arma más fuerte porque nadie podrá destruirla, porque no hay más sentido adjetivo que ser bueno, y que sean bueno contigo. 
Mírame, siénteme, estoy aquí, mis miradas te gritan mientras mis palabras se enmudecen, apreciarme, abre tus ojos y penetra en los míos, los cuales están esperando para sentirte. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía