Es buscarte sin saber y sentir escalofríos en el alma yen la piel, si te dijera lo que no se ve. Es quererte sin querer, es decirte buenos días con el beso que inventé, cuando te pienso sonrío después. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía