¡Basta ya!

Basta de caídas, basta de lágrimas, basta de rotos descosidos, basta de miedo, basta de inseguridad ¡Basta ya!

Sal ahí fuera y comete el mundo princesa, es todo tuyo, déjate los complejos y miedos bajo tierra, písalos y machácalos. ¡Ya basta!

Como tú no hay ninguna, tu sonrisa ilumina la mañana, tu colonia perfuma el mundo, tus gestos seducen a cualquiera, tu mirada encandila, tus pequeñas manías enganchan, enamoran... ¡Ya no más!

Cree que eres muy grande, cree en ti, confía en tus actos, se tu misma, ayuda a los demás, sabes que aunque ellos no lo hagan, la vida será buena contigo y te regalará mil y una flores. Así que, ¡Ya basta!

Solo recuerda: 

-Que eres la felina más salvaje de la selva, capaz de llegar a todo sin límites, porque tú lo sabes, tú corazón lo sabe. Sal y grítale al mundo, que sí, que ya no más, que todo vuelve a empezar. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía