No es tarde
Nunca es tarde tío, así que sal hay fuera y cómete el mundo de una vez, nadie va a hacerlo por ti, porque tú puedes, porque tú tienes el poder de decidir lo que tú quieres, porque sabes, vas a ser feliz. Regala flores, da un abrazo, ríe fuerte, quiere a muerte y que tu gente tenga siempre lo mejor de ti. Y nunca olvides valorarte como debes, que no es tarde, queda tiempo, así que empieza a sonreír. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía