Bien, solo necesitas la luz cuando se está consumiendo, sólo echas de menos el sol cuando empieza a nevar, sólo sabes que la quieres cuando la dejas marchar. Sólo sabes que has estado bien cuando echas de menos tu casa, sólo sabes que la quieres cuando la dejas marchar y la dejas marchar...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía