Y duele porque quieres de verdad y duele cuanto más lo intentas, y duele porque tengas que luchar, duele porque no despiertas y porque pasará la vida y tu siempre seguirás preguntándote porque la culpa siempre te ha encontrado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía