No te asombres si una noche entro a tu cuarto y nuevamente te hago mía bien conoces mis errores, el egoísmo de ser dueño de tu vida, eres mía, mía mía, no te hagas la loca eso muy bien lo sabías. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía