La peor decisión de mi vida fue decirte adiós. 
Sin ti yo nada sería.
Y es que no encuentro una salida ni la forma de curar estas heridas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía