En las cosas que vives yo también viviré, porque ne cada sitio que estés, nos encontraremos unidos uno en brazos del otro, es el destino. En la misma calle, bajo el mismo cielo, aunque todo cambie no nos perderemos. Abre bien los brazos mándame un aviso, no te quedada duda, yo te encontraré, no estarás ya solo, yo estaré continuando el vuelo que te lleve con mi corazón ya siempre. 




Eres intensamente mío. 













Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía