Está bien, porque sé que brillas incluso en un día de lluvia, puedo encontrar tu aura, que me guía a donde quiere que caigas, si necesitas una mano para sostenerte llegaré corriendo porque... tu y yo no nos separamos hasta la muerte. Deberías saber que lo acordamos de corazón a corazón. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía