Es algo más que palabras, tan sólo lágrimas y lluvia. 



Estoy temblando de miedo... supongo que es el momento de correr, muy muy lejos, encontrar consuelo en el dolor. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía