Corazones en pedazos, corazones incomprendidos, corazones heridos, corazones maltratados, corazones castigados, corazones rotos, corazones sin alma, corazones enloquecidos, corazones aturdidos. Lágrimas débiles, lágrimas mojadas, lágrimas de amor, lágrimas de miedo, lágrimas de susto, lágrimas tristes, lluvia y cascadas de lágrimas. Miradas de envidia, miradas absurdas, miradas escondidas, miradas que lo dicen todo y miradas que no dicen nada, miradas vacías, miradas impactantes. Sentimientos rotos, sentimientos de rabia, sentimientos de culpa, sentimientos inesperados, sentimientos olvidados,  sentimientos que serán para siempre, sentimiento inexplicables, sentimientos con cariño, sentimientos de odio, sentimientos sentidos, sentido es el dolor. Mil cosas que pensar, mil que olvidar, mil por las que luchar, mil cosas por decidir, por planear, por explicar, por sentir…  Todo gira en torno tu mente y corazón,  dan vueltas, cambian de orden, solucionas la quinta pero estropeas la décimo novena, consigues la segunda, pero pierdes la última, alcanzas el milagro, la más alta y dejas atrás cuatro de las más importantes… y todo sigue girando sin un orden por el que empezar, sin saber dónde está el error y el acierto, repitiendo siempre la misma acción, volviéndote a equivocar, perdiendo la felicidad, hiriendo a los demás, provocando infelicidad, sin aferrarte a nada porque todo se desvanece tan rápido como esos pequeños astros que tan solo duran segundos…

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía