Nunca me abandones, yo también cometo errores pero aprendo, pido perdón si hace falta y si no, entonces espero, no bajes la mirada otra vez porque me muero, estoy aquí aunque no te acuerdes, y aún te quiero...









Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía