A pesar de todo una sonrisa me acompaña, ya poco me daña. Pese todo soy yo el camino y yo decido por donde seguir. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía