Días tristes, días lluviosos. 

Días en que levantarte de la cama te supone un inmenso esfuerzo, días que acostarse a dormir son un suplicio, tu cabeza sigue dando mil vueltas sin parar... sean la una, las dos, las tres... todo gira entorno a lo mismo: tu y yo. Dicen que el tiempo todo lo cura y tan solo espero que cada herida que nos hemos hecho sane. Ahora sí, antes de que suene a despedida, y antes que te des por vencido piensa que es la única vida que podemos compartir. Quizá sea tarde para muchas cosas pero para pedir perdón nunca pasa suficiente tiempo, más vale tarde que nunca y nos lo merecemos, merecemos miradas sinceras y palabras salidas del alma. Quizás mañana no estemos en este mundo, quien sabe, quizá solo queden horas, minutos, segundos para desaparecer y de algo que nos arrepentiremos siempre será de no decirnos nuestro último te quiero, de no darnos nuestro último beso, de no abrazarnos por última vez... Dicen que un día sin sonreír es un día perdido y nosotros los estamos perdiendo, dejamos pasar el tiempo como si pudiéramos volver a recuperarlo y nunca jamás, volverá... Dicen que de las cosas especiales jamás te olvidas, que esas cosas siempre se guardan en el corazón de tal forma que por muchos huracanes que pasen nunca llegan a volar. Puede que sea imposible, pero por lo imposible se lucha, puede que vayas tu solo contra el mundo buscando la manera de sobrevivir rodeado de un montón de gente que te mira con envidia, puede que te imagines a lo que todavía no has llegado y al contrario, puede que no quieras recordar lo visto ya. Quizás queramos huir para evitar daños de la vida, pero no lo conseguiremos, cuanto más huyamos más nos perseguirán; la vida es caer y levantarse y volverse a caer y volverse a levantar; la vida es alegrarte los viernes y joderte los lunes; y abrazarte a quien te abrace y a quien no te abrace pues no te abrazas y punto, y no pasa nada. Por si pasara algo, por si no te volviera a ver, por si ya no sintieras, por si todo se a roto, por si solo quedan cenizas del volcán, de verdad, de corazón, te amo, más que a nada, más que nadie.
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía