Donde queda el sentido que la vida me quita, no se trata del que más corre, la vida no tiene prisa. Se me quedó el amor pequeño, sufrí en mis carnes la palabra miedo, aprendí poco a poco el significado del respeto. Y voy a sonreír al mundo aunque se marchitó mi risa al ver que no estaremos juntos, bendita será la familia, ya no habrán tardes como las de antes, no quedan ruegos ni preguntes, pero siempre queda una... a veces me pregunto donde queda la vida, he vivido momentos tan bellos, he llorado por culpa del miedo, y si algo bueno viene se me va, a veces me pregunto donde queda la vida, he vivido momentos tan bellos, he llorado por culpa del miedo y si algo bueno viene se me va... se me va... 
Quiero cambiar y ser yo mismo y dirigir a mi manera, porque la ausencia de cariño alguna vez a todos  llega, empezare a seguir mi rumbo y expresarme como lo sienta, aunque hay veces que me confundo y busco el sentido que queda... Ya no habrán tardes como las de antes, no quedan ruegos ni preguntas, perdóname es que siempre queda una, a veces me pregunta donde queda la vida, he vivido momentos tan bellos, he llorado por culpa del miedo y si algo bueno viene, se me va, a veces me pregunto donde queda la vida he vivido momentos tan bellos, he llorado por culpa de miedo y si algo bueno viene, se me va... se me va...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía