Necesito escribirte, contarte lo que siento, lo que hay dentro de mi, lo que pasa por mi mente y mi corazón. Eres mi necesidad, llego a pensar que sin ti no puedo y que jamás podré, por esa simple razón no me separaré de ti. A veces me gustaría decirte tantas cosas y me callo por si tu no lo sientes de la misma forma, si, a veces tengo miedo de que ya no sea igual, de que alguno de los dos no sepa perdonar y no nos volvamos a abrazar con las mismas ganas, tan solo a veces pienso que llegará el día en que te hayas cansado, en el que te levantes por la mañana pensando en otra persona, en que te aburras conmigo, en que me convierta en rutina, en que te de igual... Quizá sea el miedo de perder a alguien que quieres. A veces me pregunto que soy para ti, porque ya no me lo dices, que fue del calor y del cariño de antes, porque ya no te sientes igual, me gustaría saber si me ves igual de guapa que antes, si te sigo atrayendo, si te gusta mi pelo o el olor de mi colonia. A veces siento que te alejas pero otras te siento muy cerca, me faltan más de tus caricias, tu forma de recordarme las cosas, tus pequeños detalles, tus ganas de luchar, de disfrutar, de sentir. A veces siento que tienes miedo a enamorarte tanto, que te vas. A veces te amo y a veces te quiero. Y es que para mi jamás serás cualquier persona, nunca. Te prometo que cuando lo estés pasando mal ahí estaré, que cuando me necesites iré hacia a ti, que haré lo imposible para que no te sientas solo, que si te caes me encargaré de levantarte yo sola pese a todo, prometo darte fuerzas cuando te falten, curarte las heridas a besos, apoyarte en tus decisiones, pararte cuando te equivoques, hacerte pensar antes de reaccionar, prometo ser tu fiel amiga pero por favor no te alejes de mi te quiero demasiado

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía