Grita, baila y ama. 

Como puede doler tanto a veces, como se puede derrumbar a una persona con tres palabras, como puedes estar destrozada por dentro y poder sonreirle al mundo, como puedes llegar a sentirte como si fueras el gran error de una vida, como se puede sentir una persona cuando lo hace todo mal, que si caminas hacia la derecha chocas, que si vuelves para atrás te cae, que de repente giras a la derecha y el golpe es más duro que el anterior, como puedes salir si tú salida está bloqueada, tan solo buscas la puerta igual de fácil que los demás pero no la encuentras... Como puedes resurgir de las cenizas, como puedes levantarte y ser otra persona, como puedes ser valiente, como puedes no temer a nada, como puedes llegar a sentirte que no vales nada, que eres una persona insignificante en el mundo, como se puede llegar a pensar que no estando en ningún sitio la vida para todos sería más fácil, como puede pasársete por la mente que eres un estorbo, como puedes mirarte al espejo y ver a una persona fea, de ojos marrones, simple, a la que nunca le han dicho que es la más guapa del mundo entero, porque te tienes que esconder para llorar, porque esa cara triste, porque esa rabia, porque sentir que nunca haces nada por nadie, porque prefieres meterte en la cama y llorar, porque no sales a brillar, porque no gritas, porque no vas y haces lo que más quieras, porque no dejar de pensar tanto las cosas, porque no pensar más en ti misma, porque por una vez en la vida ser egoísta, si, porque no seguir soñando, porque no demostrar a todo el que intente hacerte daño que eres infalible, porque no ser de piedra, porque no dejar de sentir dolor, ser fuerte, porque no dar el primer paso, porque no cambiar todo lo que está mal, porque no subir la música, cantar, saltar encima de la cama, porque no bailar bajo la lluvia, porque no hacer mil locuras sin pensar, porque no coger el tren y bajarte en cualquier sitio y buscarte a ti misma, porque no ser feliz, porque no dejar de sentirte inútil, valorarte, ser tú, la chica sonriente que todo el mundo conoce, porque no llorar de risa, porque no seguir adelante, porque no tomar decisiones acertadas, y porque no volver al 20 de noviembre, a uno de los mejores días de tu vida, porque no volver a sentir ese primer beso, al mejor del mundo a tu lado tan cerca como siempre tan distante como nunca.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía