Y no me pidas que te olvide si fuiste tú quien me enseñó a amar. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía