Y cada día que no estás, es un día sin felicidad, y me rompo por dentro, me siento tan imbécil... se que intentas parecer fuerte para olvidarte de mi, y no quiero que finjas más, quiero que sonrías, quiero ver tu mirada con el brillo que tenía, eres mi niña y siempre lo seras aunque te pierda, estoy seguro de querer empezar de otra manera, y hoy, soy tuyo, borrón y cuenta nueva... prometo ser mejor de lo que era. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía