Todo empezó en una noche de mayo, cuando el alcohol hizo que rozaras mis labios, todo surgió en mi cuarto y muy despacio meditando cada paso que íbamos dando. Después de aquello no cruzamos palabra, los nervios se adueñaron de la calma, te fuiste sin apenas seguirme la mirada, castigando mis manos, maldiciendo mi cama, nadie lo sabía aquella noche tú fuiste mía. Yo no se si por ti rompería las olas del mar, para escaparnos de aquí lejos a otro lugar. Yo no se si podrías dejar todo atrás, o si esta noche es la última que te pueda a besar... 
Desde entonces mi vida fue cambiando, ya no podía arrancarle del pasado, no puedo remediar enamorarme de tus manos, aquel descuido hizo que yo la amara tanto, no imagino tu cuerpo entre sus brazos, me dijiste que en tu amor no había lazos, yo se que no puedo meterme en vuestra historia, pero mir corazón da vueltas en tu noria. Yo no lo sabía, que tú nunca fuiste mía... Yo no se si por ti rompería las olas del mar, para escaparnos de aquí lejos a otro lugar. Yo no se si podrías dejar todo atrás, o si esta noche es la última que te pueda a besar... 
Como quieres que adivine que en tu alma llevas su nombre tatuado, como quieres que me olvide, si hoy malgasto mis manos borrando tu huela en mis labios

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía