Porque no cambió antes, porque no habíamos logrado tocar el cielo hasta ahora, porque no nos unimos hace meses, porque esperar tanto, porque sufrir demasiado... quizá tan solo eran pruebas de la vida con el fin de comprobar de lo que somos capaces, o puede que no fuera nuestro momento y está empezando ahora, que el destino tenía un plan mejor para nosotros, tu, yo, nosotros, susurrándonos al oído que todo acaba de empezar, que nos queda mucho por vivir, que estaremos juntos, que con nuestros más o nuestros menos estamos unidos. Respiramos tranquilidad, nos acariciamos despacio, suspiramos, giramos, reímos, besamos nuestras sonrisas, corremos esperando que el otro venga detrás a buscarnos, nos miramos con sinceridad y volvemos a sonreír sintiendo que no hay más, solos tu y yo viviendo la vida sin miedos, aprovechando cada momento, dejando recuerdos inolvidables marcados en el corazón. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía