Hoy solo quieres desaparecer, piensas que tu vida no está aquí, que únicamente estas forzándote a permanecer en un lugar que no te corresponde. Hoy piensas que no vales para nada, te frustras viendo como tus esfuerzos no han dado apenas recompensas. Gritas, lloras, pero todo sigue igual, nada cambia. Cada persona tiene un destino y quizá este no sea el mio, puede que mi manía por luchar a pesar de que me pisen cinco mil veces tenga la culpa, aunque pensándolo bien, no estaría contigo si no lo hubiese hecho, no me arrepiento de nada. Hoy solo ves lágrimas mientras tu cabeza piensa que es verdad, que nunca hay que esperar nada de nadie, que por mucho que necesites un abrazo lo único que vas a sentir es el frío de la almohada, que aunque te den ánimos diciéndote: pequeña tu puedes, los suyos no van a estar entre ellos, que por mucho que quieras oír: buenos días princesa no los volverás a leer, que a pesar de que tu sigas amando cabe la posibilidad que nadie lo haga... que el miedo persiste y que nadie es capaz de tranquilizarte, que ahora es todo de color gris, que ni si quiera esperas que venga la calma después de la tormenta porque has aprendido a bailar bajo la lluvia sola... y sabes que aunque necesites apoyarte en alguien, solo estarán las cuatro paredes que te rodean porque nada es, ni será igual, porque tu vida ya ha cambiado y porque lo único que te  queda es seguir adelante.
 No te atrevas a decir te quiero, no te atrevas a decir que fue todo un sueño, una sola mirada te basta para matarme y mandarme al infierno, quien abrirá la puerta hoy para ver salir el sol sin que lo apague el dolo que me dejó aquella obsesión de tu corazón con mi corazón, de mis manos temblorosas arañando el colchón, quien va a quererme soportar y entender mi mal humor si te digo la verdad, no quiero verme solo...  Me conformo con no verte nunca, me conformo si ya no haces parte de mi vida, te ha bastado una noche con otro para echarme la arena en los ojos... quien abrirá la puerta hoy para ver salir el sol... 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía