Tendrás que perdonarme por enfadarme y no saber hacer las cosas bien... nadie me ha enseñado a ser tu amigo y a amarte al mismo tiempo. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía