Querer sonreír sin parar, querer no pensar en nada, ir viviendo cada paso como si fuera el último, que hay cosas que solo pasan una vez y jamás volverán a repetir exactamente igual, nunca te bañarás en las mismas aguas dos veces por igual, ya que la corriente está en constante cambio. Querer dejar que el viento me acaricie, me despeine y me empuje hacia adelante, querer volar, sentirme en el cielo. Querer no dudar, ser constante, jugar como una niña pequeña, sentir que todo es un juego y que tu casilla dependerá de como el destino lance los dados. Querer ser yo misma, una chica normal, sonriente, amable, sincera, curiosa, de esas de las que después de conocerlas aun te pueden llegar a sorprender más. Querer no llorar a escondidas por las noches, levantarse sin tener miedo, sin agobios y con ganas de comerme el mundo, aunque la vida se empeñe en quitarte lo que más quieres, ya sea en sueños o en la realidad, lucha. Querer hacer locuras, escalar una montaña, tirarse en paracaídas, cruzar el océano, viajar; correr por la vida. Querer noches largas, días intensos, tardes juntos, amaneceres en la playa, noches a oscuras. Querer recuerdos inolvidables, caricias inconfesables y besos ocultos. Querer cumplir sueños, que por una vez el mundo este a mi favor, ser capaz de conseguir lo imposible. Querer un futuro contigo, tu y yo juntos en el mundo. Querer levantarme después de cada tropiezo, poder aferrarme a ti cada vez que lo necesite, que estés ahí para regalarme miles de abrazos cada día porque el simple echo de que tus abrazos me enamoran. Querer que confíes en mi, que si algún día nos cansamos seamos capaces de mirarnos a los ojos y gritarnos la verdad antes de mirar hacia otros futuros. Querer ser tu mitad, cicatrizar algunas de esas heridas que quedan abiertas, controlarte cada vez que pierdes las formas. Querer ser única, llegar a estar en tu corazón sin nadie que me empuje de ahí. Querer que me quieras siempre, estemos donde estemos. Querer aprender de ti, que no me sueltes nunca. Quererte a ti y que me quieras a mi.
    

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía