El destino es un camino por donde pasamos todos, queramos o no queramos, vayamos donde vayamos, seremos tan solo esclavos del trazo de su trayecto, miremos donde miremos, termina donde empezamos, pensemos lo que pensemos habrá una persona que irá cruzándose con nosotros y ese camino será el mismo que mostrará que si una persona se va, algún día regresa y eso jamás cambiará.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía