Me encanta tenerte aquí, rebuscándome la piel, hace día te esperé y ya estás conmigo, aun me sorprende encontrar algo tuyo en el salón me provocas algo más, no se fingirlo,entre tu y yo algo raro sucede, pude confiar en ti nada más conocerte, bajé la guardia y subí mis apuestas, quise arriesgar a ti sin pedir cuentas.
Me gusta llegar y verte concentrada en tus cosas, matar el tiempo repasando nuestra historia, no te quiero perder.  Me gusta poder decirte simplemente nuestra cama, abrir un vino y no quedarme con las ganas de verte un rato más, quédate hasta el final. 
Por primera vez dejé todo mi pasado atrás, no siempre se sabe dar un paso adelante, me cansé de pelear te juro que no quiero más, no apagues la luz me quedan besos que darte.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía