Cada sentimiento y cada latido, todos mis besos, mis caricias, mis suspiros... cada madrugada cuando sueño que eres mía, cada mañana bajo el sol, sobre el rocío. Cada pensamiento cuando se que estás dormida, todas las palabras que no digo cuando grito, todo cuento tengo, todo te lo puedes quedar. 
El sol se irá y me buscarás, y yo tan tonto que me dejo encontrar... me morderás con tus colmillos en el cuello. Me contarás que está vez es verdad, que has comprendido que yo soy tu mitad y haré callar tus mil mentiras con un beso. Y una vez más, preferiré morir contigo que ir al cielo.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía