Ya lo ves, que no hay dos sin tres, que la vida va y viene y no se detiene... y que se yo, pero miénteme aunque sea, dime que algo queda entre nosotros dos.   

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía