Buenos días princesa, ¿ Como has dormido hoy ? Yo mejor que nunca, me dormí pensando en ti, soñé contigo y me volví a despertar pensándote como cada mañana. Se que sonará absurdo pero ver nuestra foto colgada en la pared cada vez que me tumbo en mi cama me hace más especial, me provoca una inmensa sonrisa y una oleada de recuerdos de risas, caricias y abrazos que cada vez me enamoran más de ti. Puede que muchas veces no te haga caso pero sabes como soy, puede que me enfade cuando me dices la verdad pero al minuto comprendo que tienes razón, puede que no vea más allá de ti, porque tú para mi eres mi todo, me has enseñado a pensar con la cabeza, a controlar mis impulsos, tu me haces ir despacio, creer en mi mismo, incluso haces que pueda llegar a cosas que jamás pensé que estaban a mi alcance. Nunca me había ocurrido algo así, que aparecieras en mi vida y que aún no te hayas ido por mucho que te descuide ha sido la experiencia que le está dando color a mi vida, porque no se como lo haces, pero hasta enfadado haces que sonría, o cuando lloro te olvidas de todo y haces incluso lo imposible por verme bien, se que hay muchas veces que estás mal y es posible que yo no me de cuenta o no sepa como ayudarte y lo único que hago es ahogarte más, pero por todo eso hoy te pido perdón, porque se que me ciego y no veo más allá de esa misma piedra constante y quizás ese sea mi gran fallo, no lo se. Muchas veces no tengo palabras ni respuestas para ti, no se que decirte, eres tan todo lo que necesito, me entiendes tan bien, crees en mi tanto que cuando dudas se me parte el alma y lo único que hago es cagarla más, pero así soy yo, y gracias por quererme tal cual. Con esto solo quería decirte que tengo ganas de ti cada día, que te echo de menos cada noche, que te recuerdo todos los días y que te quiero y te querré siempre. 
   


Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía