Seremos uno, e iremos de la mano al infinito donde amarse eternamente es el único requisito para entrar y poder por fin dormir junto a ti, fundirnos en la música de las notas de un piano y el silencio un vacío que se llene con tu voz, cada noche sueño que estamos solos tu y yo compartiendo cada minuto y respirar tu aliento , sentir que si me pierdo se pierde mi corazón. No se lo que has hecho, pero me has cambiado, ahora siento algo raro en lo más hondo de mi pecho, quiero verte, ver que la distancia no ha ganado y que cuando un amor se va llega otro aún más fuerte... y ese eres tú. 
Tú tienes la llave, esa que abre mi corazón. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía