Hay que aprender a tener paciencia, un amor no puede ser siempre perfecto, el amor es solo: que si no te pido que seas mío me arrepentiré durante el resto de mi vida.  
No llores porque acabó sonríe porque sucedió.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía