Ver como el cielo llora al mismo compás que tus ojos. 
Y es que a todos nos ha pasado, a veces llegan esos momentos en los que revientas a lágrimas y por mucho que digan pocos pueden hacer nada por ti, porque simplemente ni tu mismo sabes lo que te pasa, te rondan tantas cosas por la cabeza que no sabrías decir cual es la razón para que se entristezca el corazón, son recuerdos de ayer, son miedo al futuro, son objetivos que no logras, son los demás, eres tú o soy yo... cada lagrima esconde un sentimiento, un recuerdo, un miedo, un amor, un secreto, una esperanza, un grito, un " ya no puedo más ". Todos te preguntan ¿ estás bien ? tu siempre contestas que si con una sonrisa pero los que de verdad te conocen ven que tus ojos no dicen lo mismo, que tu mirada va al suelo y que finges simplemente para hacerte creer a ti misma que todo va bien mientras el mundo se cae... Y hoy sigues pensando en porqué ahora mismo mientras escribes simples palabras que incluso a veces pierden el sentido, lloras.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía