Mil y una historias nuevas, dos mil y dos imaginaciones diferentes, tres mil y tres estupideces recientes, millones de razonamientos basados en el orgullo, arrogancia, insensatez, envidia, o simplemente aburrimiento y es que tenemos la estúpida manía de no pensar cuando hablamos y se puede llegar a dañar con simples palabras a puntos extremos, me permito decir que cada persona es un mundo y que lo que para algunos son simples tonterías sin fundamentos otros las toman de forma más seria, por lo tanto pensemos un poco, " piensa luego existe " alguien dijo. Se que existen errores pero también es cierto que si no aprendemos a perdonar jamás podremos avanzar y ahí está el problema que por mucho que se intenten tapar esas heridas con mínimos afectos aparece lo llamado venganza, aquello que necesitan hacer los demás para sentirse superiores o simplemente devolver lo que un día hicieron y solo para conseguir que aquella persona a la que un día quisieron tanto se sienta como ella te hizo sentir, para que sepa lo que es el dolor de un adiós, de un no, de un lo siento no puedo. Dicen que el amor es ciego pero la venganza no se queda atrás, nos ciega de tal manera de no ver más allá de nosotros mismo ¿ y los demás ? Los demás que les den, ¿ la empatía ? eso no lo han escuchado jamás, pocos saben ponerse en el lugar de los demás ¿ el respeto ?  eso se perdió hace mucho tiempo,  ¿ y el refrán " haz el bien y no mires a quien " ? eso ni se quiera existe. Todo se pierde, todo queda en nada y todos guiados por un mismo patrón, todos viviendo en esa pesadilla sin salida y turbia de la cual solo despertaran los que sepan decir " lo siento " " perdóname " " te quiero ".
Escuchar al corazón.

         

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía