Y es por eso por lo que recuerdo cada día que hay que luchar y dejarse de tonterías, que hay más de un millón de palabras vacías y de gente fría.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía