Dicen que se sabe cuando un amor es verdadero cuando duele tanto como dientes en el alma. Dicen que lo nuestro tan solo es pasajero, pero que sabe la gente lo que siento cuando callan. Y ahora tu, llegaste a mi, y sin más cuento apuntas directo en medio del alma. Ahora tu, llegaste a mi, sin previo aviso, sin un permiso, como si nada.    

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía